Skip to content

Ha sido maravilloso la forma en que nos acompaña a colocarnos en nuestro lugar y a revisarnos, tanto cuando la propuesta venía de un caso individual como cuando era propuesta grupal.

Ser parte de este grupo de apoyo a las familias en Mima’m para mí representa un sostén muy cálido y potente entre iguales. Una tribu de apoyo en un momento de la vida donde se junta la vulnerabilidad y la fortaleza. Un momento de muchas transformaciones personales y familiares, donde afloran dudas, miedos, intuiciones y sabidurías profundas. Disponer de un grupo de apoyo donde poder compartir vivencias en este momento es oro. Y además siempre desde el amor, el cariño, el respeto y el apoyo.

Para nosotros está significando un espacio muy importante donde poder abrazar las dificultades que nos vamos encontrando en el postparto de una forma más respirada y con más amor. También es muy bonito y enriquecedor compartir vivencias y apoyar a otras familias.